Páginas vistas en total

lunes, 18 de julio de 2011

Grande Fito!!!





Han causado suficiente revuelo las “polémicas declaraciones” de Fito respecto del resultado de los comicios realizados en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Bs. As.; pero más allá de compartir, o no, dichas expresiones sería bueno observar desde donde las efectúa.
En primer lugar, es preciso destacar que las realiza desde su condición de vecino de la CABA; y como tal, esta en todo su derecho el realizarlas. Pero, fuera del derecho que le asiste por ser un habitante más de la ciudad, sus expresiones no son el resultado de una predisposición ligera y caprichosa. Y por más que se hayan vertido en un momento de “calentura”, éstas tienen un fundamento lógico incuestionable. Concretamente, su pensamiento rechaza una forma de gobierno que inspirada en la idea del mercado se divorcia absolutamente de criterios sociales y de solidaridad, para convertir al Estado en una oficina de negocios mercantiles tendiente a satisfacer la avidez de unos pocos. Lo paradójico es que muchos de quienes avalaron con su voto la gestión de Macri ignoran que la ausencia de políticas de estado conduce con el tiempo a ocasionar serios perjuicios para la ciudad y, por ende, para sus habitantes.
Basta enumerar “los grandes logros” de la gestión capitalina para darnos cuenta que clase de comportamiento se premia al momento de reelegir esta clase de gobernante:
-La construcción de la bicisenda.
-El cambio de sentido en las calles de la ciudad.
-El metrobus.
Cuesta imaginarme que en cualquier provincia se reelija como gobernador con el 47% de los votos a una persona que reproduzca solo estos escasos “logros” para ejercer una nueva administración. Alguien podría sostener que también se van a otorgar computadoras de mano a los niños de las escuelas primarias estatales. Pero si tenemos en cuenta que los precios a los que se adquirieron cada una de ellas son cuatro veces superior a las adquiridas y otorgadas por el gobierno nacional (e incluso es posible obtenerlas más baratas en un supermercado de barrio), pues, es inevitable suponer que semejante decisión no responde al propósito de mejorar la calidad educativa de los estudiantes porteños. Máxime si observamos la poca atención brindada al sistema público educativo de la Ciudad y la falta de ejecución presupuestaria para atender las necesidades de las escuelas capitalinas.
Ya conocemos -al menos los habitantes del resto del país- el catálogo de medidas del Jefe de Gobierno de la CABA en lo que respecta a salud, seguridad e higiene, cultura, educación, vivienda, etc.. Todas estas áreas presentan fuertes deficiencias y subejecución presupuestaria. Solo en materia de publicidad existe sobrejecución; al fin de cuentas es toda una posición de criterio moral: el gastar en exceso en publicidad y no proveer estufas en las escuelas o en los nosocomios. Lo cierto es que al “malo” de Fito, ahora se lo etiqueta como “facho” por sus expresiones particulares.
Y al “bueno” de Macri se lo reivindica como democrático.
Cualquier ciudadano informado -al parecer los porteños se (des)informan a través de los "medios independientes" que deliberadamente ocultan lo perniciosa que es la gestión macrista-  se preguntaría: ¿Pero como Mauricio no creo la Unidad de Control de Espacio Público (UCEP) que asignaba golpizas a los indigentes que desembellecían la ciudad? ¿No designo a A. Posse como Ministro de Educación que reivindicó –y lo sigue haciendo- la represión ilegal en la argentina? ¿No confeccionó un registro para almacenar los nombres de los estudiantes que formulaban reclamos con referencia a las necesidades del sistema educativo; al mejor estilo dictatorial?  ¿No declaró que al ex presidente Kirchner había que arrojarlo del tren? Bueno, tal vez para los votantes del PRO ese es una acto de tolerancia. ¿No obligo en los últimos días a los empleados de la Agencia Gubernamental de Control (AGC) de la ciudad a militar a favor del Pro bajo la "democrática" presión de quedarse sin empleo aquellos que no se ofrecían “voluntariamente”? ¿No esta procesado por “escuchas ilegales”, que es otra modalidad de pretender controlar la vida y la libertad de los ciudadanos? ¿No exteriorizó una visión xenófoba y anti-latinoamericana cada vez que vertió opinión al respecto? ¿No es todo eso una postura absolutamente antidemocrática y emparentada con métodos fascistas? 
En verdad, no alcanzarían las páginas si quisiéramos continuar con las preguntas; lo cierto es que el 47% de la población de la CABA tiene una concepción muy particular -o en su defecto una absoluta desinformación- de lo que debe ser un gobernante. 
Por suerte, y exteriorizando mis respetos al otro 53%, soy del interior. No obstante debo reconocer algo, tienen entre sus habitantes a un grande como Fito!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario